Juan Luis Guerra rememora su agradable visita a España en la década...

Juan Luis Guerra rememora su agradable visita a España en la década de los noventa

Dominican Republic singer Juan Luis Guerra performs during his "La Travesia Tour" in Santo DomingoCuando se habla de Juan Luis Guerra, de inmediato vienen a nuestras mentes las canciones que ya son un clásico. Y que el mencionado músico hoy en día recuerda con mucho ímpetu, aquellos años noventa en que fue recibido muy amablemente por el público español.

Incluso afirma que las presentaciones que ofrecieron en España estigmatizaron a las 4.40. Fue entonces que estando de gira, haciendo presentaciones, llenando estadios, en fin, para él fue sorpresivo y deslumbrante.

También recuerda que durante su estadía la mayoría de la gente no sabía bailar aquellos ritmos. Sin embargo, él se llenó de valor y se puso a bailar en televisión. No obstante, los años han pasado y ahora hay academias de baile para los que quieran aprender a bailar merengue, entre otros ritmos.

Según fuentes oficiales, Juan Luis Guerra y las 4.40 tienen planificado una gira por España. Empezando por Madrid (17 de julio), luego Barcelona (19), Murcia (30) y finalmente Cambrils (31).

Durante este periplo no podrán faltar sus temas como Ojalá que llueva café, La bilirrubina, Bachata rosa y Burbujas de amor. No obstante, también sorprenderá con un nuevo sencillo llamado Todo tiene su hora. Temas que han puesto a “mover el esqueleto” a millones de personas, e incluso se afirma que han ayudado a la continuidad de la especie humana.

La nota histriónica marcó el encuentro de Juan Luis Guerra en Madrid en contacto con los medios. Uno de los propósitos de dicha conferencia fue la ratificación de los días en que él ofrecería conciertos en dicho país.

Además, el músico remembró sus inicios, cuando fue a recibir instrucciones a Berklee, más o menos en los años 79 u 80, con la finalidad de recibir clases de jazz, lo que estaba muy alejado de la música vernacular.

Contó además que su anhelo era ser como Pat Metheny, y del mismo modo tocar música de big band como Count Basie o Duke Ellington. No obstante, al volver a Santo Domingo, se vio con la motivación de componer un ritmo más popular, empezando así con la 4.40.

Dentro de su repertorio tiene temas que han calado en sus fans. Melodías como “quisiera ser un pez, para bordar de corales tu cintura”. Temas como estos son los que lo mantienen en boga entre el público a nivel internacional.

Sin Comentarios

Deja tu comentario